Seguidores

jueves, 30 de mayo de 2013

El colegio donde los deberes están prohibidos por ley

A los alumnos de los primeros cursos de primaria del colegio del Isidro Parga Pondal, en el municipio coruñés de Oleiros, no se les puede poner deberes para hacer en casa y esto es así porque un padre se ha acogido a la literalidad de una orden de la Consellería de Educación de 1997 en la que se estipula que a los niños no se les puede mandar trabajo para casa. Una norma que lleva vigente 16 años en Galicia y que en la práctica solo se aplica si alguien presenta una reclamación.
Desde el colegio reconocen que un inspector se personó en el centro tras recibir una queja de un padre por la cantidad de deberes que tenía que hacer su hijo y que desde ese momento se ordenó cumplir la orden y se prohibió a los profesores mandar ejercicios a los alumnos. De la norma administrativa se salvan pequeñas excepciones: “Si un niño está enfermo se le pueden mandar cosas para que recupere los días que perdió, o algunas lecturas pero muy poco y en casos muy puntuales”, reconoce un portavoz del colegio.
La mayoría de los padres se muestran contrarios a esta situación y han decidió recoger firmas para defender la libertad de los profesores. “En el colegio que está a cuatro kilómetros los niños hacen los deberes sin problemas”, afirma Belén Fernández, una de las madres del centro, que han decidido recoger firmas para presentarlas ante la Consellería. “Yo conozco padres que han ido a tutorías porque sus hijos van mal en matemáticas y no han conseguido que los profesores les pongan ejercicios de refuerzo por miedo a las inspecciones”, reconoce Fernández. Algunos educadores han sufrido hasta tres inspecciones en lo que va de curso.
En la Consellería de Educación aseguran que hasta que se apruebe la ley Lomce del Gobierno no tiene previsto plantearse la posibilidad realizar algún cambio en esta normativa. Y que por lo tanto es de obligado cumplimiento.


OPINIÓN PERSONAL
Pienso que mandar deberes tiene sus puntos positivos y negativos si se mandan los adecuados porque hay muchos niños que para ellos hacer los deberes es un rollo y un aburrimiento pero hay que hacerse aquí una pregunta ¿ por qué no les gusta a los niños hacer deberes? Primero porque los profesores siempre los están mandando todos los días y no mandan pocos sino que mandan varias cosas que al niño le agobia y le ocupa mucho tiempo, segundo hacer deberes para los niños no es divertido ni entretenido porque hay algunos profesores que siempre están mandando tarea en clase y luego en casa por eso pienso que a los niños se les funde a deberes como bien dice el artículo pero los deberes es un buen método para que sigan haciendo cosas en su casa pero tampoco sin abusar pienso que si el profesor tiene una buena metodología y hace que a los niños les resulte ameno y divertido se evitaría los fracasos y los suspensos en clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada